Ser vegetariano y (sobre)vivir en Moscú

Cuando llegué a Moscú me había informado ya gracias a algunas páginas webs y también en el foro de la página web de la UVE (Unión Vegetariana Española) sobre los restaurantes vegetarianos o veg-friendly en Moscú. Así que cuando llegué no me sorprendió su práctica inexistencia: 3 restaurantes vegetarianos en una ciudad de más de 10 millones de habitantes. ¿Cómo podía ser?

Foto de la web yell.ru

Para mi sorpresa, uno de ellos se encontraba al lado de mi trabajo, y fui asidua a su business lunch o menú del día durante varios meses. Se trata del restaurante Avocado, que tiene dos céntricas localizaciones en Moscú. El business lunch consta de tres platos: ensalada, sopa y plato principal acompañados de pan y bebida (generalmente “compot” una bebida típica rusa hecha a base de fruta hervida). La calidad no es excepcional y las raciones son algo pequeñas, pero es una opción bastante económica: 250 rublos. La comida “a la carta” es más variada y la calidad también es superior, pero, por supuesto, los precios aumentan.

Otro restaurante vegetariano que vale la pena visitar es Jagannath, ubicado en el corazón de Moscú. Es un self-service de estilo hindú donde sirven también comida internacional (platos de pasta, falafel, veggieburgers,…) a un precio más que asequible: aproximadamente unos 300 rublos por un menú completo (3 platos y bebida). El servicio de restaurante y el de cafetería se encuentran en zonas separadas y la especialidad de la casa son los dulces y los tés.

Foto de la web tourinfo.ru

Para mí, encontrar este lugar fue todo un hallazgo: en el mismo local del restaurante-cafetería disponen de una tienda con dos plantas. En el “sótano” venden tes de todo el mundo, incienso y todo tipo de productos de la india (un poco al estilo de las tiendas Natura). Pero, lo que es realmente interesante es la tienda de la primera planta, donde venden todo tipo de productos de alimentación básica para vegetarianos (y no vegetarianos). Podemos encontrar todo tipo de especias, legumbres (garbanzos!!), cereales, derivados de la soja, y precocinados como hamburguesas o los clásicos pelmeni rusos rellenos de verduras o de soja.

El tercer restaurante que conocí fue la sucursal de la cadena internacional Loving Hut, que presume de ser el primer restaurante 100% vegetariano o vegano de la ciudad. No obstante, está situado en la tercera planta de un centro comercial a las afueras de Moscú. Para llegar ahí es necesario bajar en la estación Sokol (línea verde al norte) y, una vez allí, buscar un autobús gratuito hasta el centro comercial, que tarda unos 20 minutos. El paseo no vale realmente la pena: la relación calidad-precio no es nada adecuada y algunas de las prociones son realmente ridículas.

Hace unos días descubrí la existencia de un nuevo restaurante vegetariano en Moscú, que abrió la primavera pasada. El café Sok (zumo en ruso) está situado en un lugar privilegiado: justo delante de la Galería Tretiakov. Aún no he tenido la oportunidad de probar sus platos, pero vista su carta en Internet, creo que no tardaré en visitarlo.

Por ahora, me quedo con la comida casera. Cocinar es una de mis aficiones y paso una gran parte de mi tiempo libre buscando productos y recetas, cocinando y experimentando. Por eso, este blog a veces se pondrá el delantal y se convertirá en un blog de cocina donde hablaré tanto de platos típicos rusos, como de restaurantes, de cocina vegetariana en general y de mis propias recetas.

Foto de Alberto Fornasier

Buen provecho! приятного аппетита!

Anuncios