Una pequeña introducción…

Foto de Laura Morales

Hace un poco más de un año que vivo en Moscú y la idea de escribir un blog sobre esta ciudad y, más concretamente, sobre mi vida aquí siempre me ha rondado la cabeza. Pero el ritmo de las grandes ciudades, ya se sabe, es tan vertiginoso que te absorbe y pierdes la noción del tiempo. Vale. Es una excusa como cualquier otra. La verdad, después de vivir un año en Moscú, es ahora cuando siento que empiezo a conocerla, a disfrutar de la vida aquí, a sentirme bien. Y solo es el principio – esta monstruosa metrópolis se deja conocer tan fácilmente.
Es posible leer sobre multitud de tópicos acerca de “los misterios de Moscú” pero, exactamente, ¿qué significa?, ¿qué misterios son esos? Solo quien vive aquí puede desentrañarlos, pero esos misterios no son iguales para todos. Hay un Moscú para cada habitante y para cada turista (aunque, personalmente, no me siento incluída en ninguno de los dos grupos). Por eso finalmente me he decidido a abrir este blog, para organizar y aclarar mis propias ideas e impresiones sobre la ciudad que vivo a diario.

Tengo que agradecer también a mi novio, que me ha animado a lanzarme a este proyecto y me ha ayudado a elegir el título del blog. нюанс (se lee como “nyuans”), del francés, “nuance” – matiz, pequeño detalle. Y de eso es de lo que voy a escribir en este blog: de pequeños matices y percepciones de la vida cotidiana en la ciudad de Moscú.

Anuncios