Ventanas

Una de las cosas que más me fascinan cuando sales de la ciudad y te adentras en cualquier pueblo ruso es su aspecto viejo y decadente. En la gran ciudad también hay vejez y decadencia, por supuesto, pero la del pueblo no deja de tener un cierto aire de orgullo y magnificencia.

Probablemente no hay mucho que ver desde casa, a través de la ventana. Pero si las miras al contrario de lo habitual, de fuera a dentro, parece que sus marcos compitan en belleza para dejar boquiabiertos a paseantes y turistas.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fotos de Laura Morales

Anuncios